pAoLa*

“Y si fuera mi vida una escalera me la he pasado entera buscando el siguiente escalón”


Cuando tienes un día malo y otro y otro… uno bien pero vuelve a caer el siguiente… Hoy no ha sido un día muy bueno, me levanto a las 7 porque he quedado para ver como me dejan un poco tiradilla (eso me pasa por imbécil), estresante, todo el día con prisas, con el coche de allá para acá, 20 minutos para comer, cambiarme y llegar al trabajo, trabaja, estudia y ahora estoy haciendo unas prácticas con fecha de entrega de mañana, supongo que me queda una hora y algo para acabarlas, sino… me da igual.


Probablemente también ahora cuando baje la basura al echar la bolsa me coja los dedos con el contenedor. Así remato este día tan grandioso. O puede que resbale y caiga y me haga un hematoma en el culo… ¿pero sabéis que? Que me daría igual, ¡es más!, el sábado me iría a la playa con un bikini tanga para lucirlo y reírme un rato. Porque eso es lo que hay que hacer, reírse y preocuparse por una misma, que ya es hora. Y si me pillo el dedo con el contenedor pues seguramente al quedarse mi dedo más pequeño podía colocarme ese anillo que tanto me gusta y no puedo ponérmelo porque me viene un poco pequeño. Supongo que habrá que sacarle a todo un lado bueno, aunque a veces cueste encontrarlo. Pero pienso buscar cada segundo para encontrar todo lo bueno de cada cosa.


“Nunca me han interesado ni el poder ni la fortuna, lo que admiro son las flores que crecen en la basura”

Ahora sigo a lo mío. Me apetecía desahogarme un rato.

pAoLa*

Comienzo de nuevo, pero no solo esto del blog, sino muchas cosas. Siempre me propongo cambios y muchas cosas, pero creo que ya hay que tomarlo en serio. El lunes ya en serio empieza otra vez la universidad, con un horario que quita el hipo a cualquiera, pero es lo que hay. El martes dejo mi pequeño puesto de trabajo de reponedora en un supermercado, no es posible compaginarlo todo. No sé si escribiré mucho, pero cuando lo necesite lo haré.

Este veranito ha sido bastante productivo, con lo del trabajo y con el deporte, la verdad es que estoy orgullosa. Pero ahora ya toca lo que toca, el 30 de octubre ya tengo 2 exámenes! y claro… ya he comenzado a estudiar, mas que nada para meterme otra vez en esa rutina y para que el cuerpo se acostumbre.

Tengo la esperanza de que este año me ira mejor, y creo que es porque ya he recibido todos los palos que la universidad te puede dar. Así que toca remontar… pero remontar en todos los aspectos posibles de mi vida.


Y en cuanto a ti, prometo quererte cada día más.